Buscar este blog

lunes, 2 de mayo de 2011

LUIZ BONFA - TRISTEZA


Luiz Bonfa es -y pocas dudas me caben al respecto- uno de los pilares principales sobre la que se asentó el éxito y propagación de la bossanova a principio de los años 60. También sea probablemente una de los más (sino el que más) desconocido para el gran público. Más allá del éxito de "Samba de Orfeu" o "Manha de carnaval"- ambas melodías infinitas, inolvidables- incluidas en la película "Orfeo negro" (Marcel Camus, 1959), muchas de sus canciones llegaron a trascender su autoría para llegar a formar parte del acervo popular de todos y cada uno de nosotros, pese a que en muchos casos ignoremos su autoría.

Junto a Joao Gilberto y Antonio Carlos Jobim, conformó algo así como la santísima trinidad musical de la bossanova o "estilo nuevo" (un Laid back sensual y liviano, triste y melancólico que surgió de la simplificación de la samba callejera, el apego por el jazz moderno y la aspiración popular). Bonfa era un guitarrista versátil, relajado, lírico e imaginativo. Su instrumento hablaba más que sonaba. En 1962 Creed Taylor (capo omnipotente del sello Verve) decide encerrarlo en unos estudios de Nueva York para registrar lo que iba a ser el disco de su presentación oficial ante la sociedad americana.

Con una banda de ensueño que acompañaba y vestía, evitando exhibiciones egocéntricas, y permitía a su guitarra evocadora ocupar siempre un lugar preponderante (Oscar Castro Neves al órgano, su hermano Iko al bajo, Roberto Pontes Dias a la batería, Leo Wright a la flauta, Henry Percy Wilcox a la guitarra eléctrica, Lalo Schifrin al piano y haciéndose cargo de los arreglos, y María Toledo a los coros)"Composer of Black Orpheus plays and sings Bossanova" se registra tan sólo en dos días, el 30 y 31 de diciembre de 1962.

Bonfa ya había visitado los Estados Unidos en el 58 y el 59, realizando unos cuantos conciertos. Allí había explorado el jazz de primera mano, conocido a muchos de sus músicos y se había impregnado de su toque distinguido y su aura de modernidad. A principios de los sesenta también compuso alguna bandas sonoras en los USA -"The gentle rain"- al calor del éxito de Orfeo. Venía ya con una carrera a sus espaldas. No era ningún advenedizo. Había hecho sus pinitos vocales en Brasil, a finales de los cuarenta, como miembro del cuarteto Quitandinha Serenaders. Pero donde realmente se mostraba un titán era componiendo. Sagaz para captar el instante y elegante en su resolución, sus composiciones alcanzaban ya casi la cifra del centenar. Entre ellas algunos éxitos para el crooner brasileño Dick Farney (Farnésio Dutra e Silva). Durante el trayecto formativo conoce a Jobim, Vinicius, Gilberto. Encontrará en ellos, aparte de amistad y complicidad, socios de un concepto musical similar, con los que compartir esa nueva mirada.

Como bien dice el título, Luiz Bonfa canta, ¡Y cómo canta!. Huye de arrebatos -algo que en él hemos de consentir que nos parecería de todo punto imposible-, se refugia en lo íntimo partiendo de la humildad y el naturalismo. Una filosofía simple; Desde el detalle hasta el todo. Instantáneamente nos remite a Joao Gilberto -y no es ese mal compañero, no señor- por su insinuante sutileza, por su calidez cercana, por la precisión sensitiva. Una manera de cantar muy a menudo subestimada, para algunos hierática, monocorde, para quién suscribe serena y atractiva, discreta y próxima. Una forma de contarnos las cosas desde el corazón y desde la descripción, muchas veces describiéndose a si mismo desde su propio corazón. Un modo de estar lejano al cliché, evitando sumir al oyente en esa costra viscosa de lo acaramelado y, sin embargo, casi impúdico en lo sentimental.

Durante toda la primera cara de este Lp ejercita esa virtud que, desgraciada nunca repetirá, salvo en casos muy esporádicos, cantar. Seis canciones delicadas y sublimes, de tímida fragilidad ( "Silencio de amor", "Samba de duas notas", "Vem so", "Tristeza", "Sambalamento", "Manha de carnaval") más otras dos en la cara B ("Bossanova cha cha" y "Domingo a noite") en las que brilla acompañándolo la voz de María Toledo, ahora mismo lo más parecido a un ángel que pueda recordar.
* estudiodelsonidosnob.blogspot.com
-
LUIZ BONFA - TRISTEZA - VERVE - 1963
Manha de Carnaval; Domingo A Noite; Samba de Duas Notas; Quebra Mar; Tristeza; Ilha de Coral; O Amor Que Acabou; Vem So; Chora Tua Tristeza; Samba Lamento; Bossa nova Cha Cha; Silencio do Amor
-
Musicos:
Luiz Bonfa (Guitar and Vocal)
Iko Castro-Neves (Double Bass)
Roberto Pontes-Dias (Drums and Percussion)
Oscar Castro-Neves (Guitar, Piano and Organ)
Maria Helena Toledo (Vocals)
Leo Wright (Flute)
Lalo Schifrin (Arranger)

3 comentarios:

  1. No estaría de más que ya que copia y pega acreditase al menos de donde procede.

    don sicalíptico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que ya está acreditado, o no?

      Eliminar
    2. De todas maneras, si molesta, suprimo.

      Eliminar